ProForm & Love the world

 

DESAROLLO ECOLÓGICO

 

ProForm se compromete a preservar el medio ambiente con Love the World; un organismo certificado por la ONU.

 

El objectivo es luchar activamente contra el cambio climático y sus consecuencia, compensando y controlando las emisiones de CO2. 

 

Desde mayo 2011, ProForm ha puesto en marcha un ambicioso programa de reducción y compensación de las emisiones de CO2 generadas por la fabricación, comercialización, utilización y reciclaje de los equipos de la marca.

 

Concretamente, el departamento de Investigación y desarollo de ProForm se compromete a desarollar productos y modos de producción que emitan menos CO2 para limitar el impacto sobre el clima. Pero como es impossible reducir a zero las emisiones de CO2, ProForm elimina su huella compensando integralmente las emisiones de CO2 en colaboración con Love the World. En un año se ha eliminado una cantidad equivalente a 13.000 toneladas de CO2 gracias a ProForm.

 

Reducir y compensar

Destinada a luchar contra el cambio climático, la compensación de carbono es un mecanismo sencillo que permite neutralizar las emisiones de CO2 con créditos de carbono. Controlados y certificados por organismos internacionales, esos créditos de carbono son el resultado de proyectos de destrucción y valorización de gases de efecto invernadero. Concretamente, una tonelada de CO2 destruida genera un crédito de carbono. Las emisiones de CO2 generadas por una cinta de correr ProForm son compensadas por la compra de una cantidad equivalente de crédito carbono. Por naturaleza, la compensación de carbono es geográficamente neutra, es decir que las emisiones de CO2 en Fancia pueden ser compensadas en cualquier parte del mundo.

 

Como compensamos?

Por cada equipo de fitness producido y comercializado por ProForm, financiamos la destrucción de una cantidad de CO2 equivalente a la cantidad emitida a lo largo del ciclo de vida del producto.

 

Nuestro asociado Love the World se encarga de seleccionar y controlar los proyectos de donde proceden nuestros créditos carbonos a partir de criterios medio ambientales y también sociales. Las 13.000 toneladas de CO2 destruidas en los últimos 12 meses proceden de proyectos de captura y valorización de gas de descarga en los países en vía de desarollo. El saneamiento de esas descargas permite luchar contra el calentamiento climático , pero también destruir una contaminación real dañina para las poblaciones locales.

 

Los proyectos en los cuales invertimos con love the World cuentan con estrictos controles y son validados por la autoridad de la ONU a cargo de la lucha contra el cambio climático: la UNFCCC. En cuanto a los créditos de carbono que obtenemos, como prueba de nuestro compromiso, están registrados en la Caja de Depósitos y Consignaciones.

 

Recibimos mensualmente, un certificado como el siguiente: